Archivos en la Categoría: COGNIVITA

COGNIVITA: CUANDO EL DUELO SE PUEDE CRONIFICAR

A veces suceden cosas en la vida, las queramos o no, que hacen que tengamos que replantearnos la esencia misma de nuestro día a día. Por eso querría hablar del duelo.

El duelo es una reacción normal que tenemos cuando sufrimos algún tipo de pérdida. No solo hablamos de un fallecimiento, también podemos atravesar un duelo cuando tenemos otro tipo de pérdida física, emocional o simbólica: la pérdida de una relación, un trabajo, una determinada posición socioeconómica, salud o funciones corporales…

Una reacción de duelo pasa por diferentes etapas. Éstas no tienen porqué darse de la misma forma, en el mismo orden, en un determinado tiempo o con la misma intensidad en cada persona. Es cierto que, en general, tenemos que valorar, aceptar y asumir esta pérdida, y por otra parte debemos, poco a poco, continuar con nuestro día a día e integrar dicha pérdida.

Al principio se trata de poder “dolernos”. El dolor se manifiesta de diferentes maneras a nivel emocional, cognitivo, físico y conductual. Hay veces que estaremos tristes, otras enfadad@s, quizá podamos sentir culpa o rabia, o no sentir nada en absoluto. Podemos tener pensamientos repetitivos respecto al acontecimiento, o estar más ausentes. Podemos tener poco apetito, dificultades para dormir, incluso miedo a quedarnos sol@s. Y todas las reacciones, en principio, pueden ser normales, ya que estamos atravesando un proceso en el que algo ligado a nosotr@s ya no está. Puede ser largo y dificil, más en los momentos inmediatamente posteriores.

Además, cuanto más repentina, imprevisible, violenta o atribuible sea dicha pérdida, más problemas podremos encontrar, y estos serán más intensos y duraderos. Sin ir más lejos en estos meses, este periodo que nos ha tocado vivir, estamos asistiendo a fallecimientos en los que incluso no podemos ni “despedirnos”, tampoco poder tener cerca personas importantes. Nos rodea un momento de incertidumbre sobre los acontecimientos que agrava aún más lo doloroso del momento.

Sin embargo, con el transcurso del tiempo y poco a poco, podremos ir recuperando nuestras rutinas o integrar otras en nuestro día a día, aunque quizá ya no vaya a volver a ser el mismo. A veces la pérdida puede ser de tanta importancia, o en un momento o circunstancia tan complejos, que modifica por completo nuestras actitudes, valores, creencias, pensamientos, hábitos e incluso la forma de relacionarnos con nuestro alrededor.

Tendremos momentos “malos”: aniversarios, fiestas especiales, acontecimientos similares a los que ocasionaron la pérdida… Esto, obviamente, entra dentro de la normalidad, porque tenemos derecho a sentir pena o tristeza ante el recuerdo. No dejan de ser emociones, y todas las emociones son útiles y nos “comunican” cómo estamos.

Cuando quizá debamos prestar más atención es cuando notamos que “seguimos con la misma tristeza”, que durante mucho tiempo “no tenemos ganas de nada”, nos descuidarnos a nivel personal, nos negamos la posibilidad de sentir alegría (incluso sentirnos culpables por ver algo de forma positiva), tener pensamientos repetitivos a lo largo de los días (rumiar), evitar situaciones o personas que nos recuerden la pérdida…

Cuando asistimos a este tipo de manifestaciones por periodos prolongados debemos comenzar a plantearnos la posibilidad de buscar ayuda profesional que pueda ayudarnos y apoyarnos en darle un nuevo significado a la vida. Poder colocar esa pérdida en nuestro ser y, aunque ya nada sea igual, permitirnos que pueda ser diferente y poder seguir viviendo.

Pedro Antonio Solano
Diplomado en Terapia Ocupacional
Graduado en Psicología
Máster habilitante en Psicología General Sanitaria
Especialista en neuropsicología, tercera edad, duelo y problemática emocional

COGNIVITA: El futuro hecho presente, cerca de ti.

Ante la próxima apertura del nuevo centro de rehabilitación cognitiva y funcional y psicología sanitaria “CogniVita” en Zafra, nos gustaría realizar una breve exposición de la motivación que nos ha llevado a su creación, así como comentar algunos de los servicios y forma de trabajo que queremos desarrollar.

Nuestra principal meta es crear un centro de trabajo altamente específico y plenamente equipado, orientado a la rehabilitación desde la Terapia Ocupacional, la Neuropsicología y la Psicología Sanitaria. Esto va a implicar la combinación dentro del tratamiento, por parte del mismo profesional, de estas 3 ramas involucradas en el proceso de recuperación tras la aparición de problemas a causa de daño cerebral, ya sea de forma súbita (como por ictus o accidentes de cualquier tipo), o debido a procesos de enfermedad de aparición progresiva (como los diferentes problemas ocasionado por diversos tipos de demencia u otras enfermedades neurodegenerativas y/o progresivas).

Además de la rehabilitación cognitiva-funcional, atenderemos demandas de tipo psicológico relacionadas sobre todo con desordenes emocionales (como problemas relacionados con ansiedad, depresión, fobias, duelo u otros problemas de tipo emocional), con diferentes opciones y métodos de tratamiento psicológico involucrados en el desarrollo de la terapia. Esto nos da un amplio abanico de posibilidades para poder ayudar a retomar las riendas de nuestra vida en ocasiones y periodos en que las perdemos.

La creación del mismo en Zafra tampoco es casualidad. Tras analizar la demanda, la oferta y el perfil poblacional, se aprecia que en Extremadura en general, y en su zona sur en particular, existe un déficit de servicios con el nivel de especialización que CogniVita quiere ofrecer. Además, al poder combinar diferentes tratamientos, la necesidad de acudir a diferentes centros se reduce. Todo esto, claro, de manera individualizada para cada persona.

   No solo esto, sino que así trataremos de incentivar la movilidad de personas hacia nuestra ciudad, aumentando así el dinamismo propio de nuestra comarca y de conexiones entre nuestros pueblos.

A esto sumamos el equipamiento con el que contaremos: desde materiales tradicionales en papel o material usualmente utilizado en procesos de rehabilitación, pasando por “juegos” creativos usados específicamente para funciones cognitivas superiores (como la flexibilidad cognitiva o la planificación), plataformas y material específico por ordenador acompañado de pantalla táctil, hasta llegar a nuestra gran novedad dentro de la rehabilitación: un sistema de realidad virtual inmersiva que será una gran herramienta a la hora de trabajar todos los aspectos implicados dentro de la problemática particular de cada un@ de nuestr@s usuari@s, tanto en rehabilitación neuropsicológica como en problemas psicológicos como ansiedad o fobias.

Al frente contamos con un profesional altamente cualificado y con experiencia dentro de todos los campos de intervención que abordaremos desde nuestro centro: diplomado en Terapia Ocupacional y graduado en Psicología, habilitado para el ejercicio sanitario de la Psicología, experto en intervención en crisis y emergencias y con experiencia sobre todo con personas adultas y ancianas, daño cerebral, problemática psicológica, dolor crónico, violencia de género, duelo y enfermedades neurológicas.

Nuestro objetivo es poder realizar nuestra apertura hacia final de agosto-principio de septiembre con todas las garantías. Son muchas las cosas a tener en cuenta, por ello pretendemos ser flexibles en los plazos propuestos.

Comentar por último que también esperamos ser a corto plazo un servicio adscrito al SEPAD para poder atender a personas beneficiarias de dicho servicio. Infórmate sin compromiso, estaremos encantados de resolver tus dudas.