Archivos en la Categoría: CANAL ECONOMIA

Canal Economía: EUROPA PACTA UN ACUERDO EXTRAORDINARIO POR LA COVID-19

EUROPA PACTA UN ACUERDO EXTRAORDINARIO POR LA COVID-19

La segunda mitad del próximo año, segundo semestre de 2021 es la fecha marcada de rojo en el calendario del gobierno español. Fecha en la que se empezará a cobrar el paquete masivo para hacer frente al coronavirus, aprobado por los grandes de Europa.

Y si, es el MAYOR PACTO FINANCIERO PACTADO HASTA EL MOMENTO, y de nada nos debe extrañar teniendo incluso una previsión positiva en los próximos meses en cuanto a contagios y nuevas oleadas del maldito coronavirus. Tal vez se quede corto, con las previsiones que hay actuales.

¿En qué consiste este plan financiero para los países de la zona EURO y, sobre todo, como afecta a España?

Partimos de la base de que es la primera vez que la zona euro se va a endeudar para tener suficiente fondo para los países europeos. Se trata de una decisión histórica por la envergadura de la emisión conjunta, muy superior a las hechas hasta ahora, y porque se considera un paso adelante en la integración de los Veintisiete.

Se van a repartir entre 2021 y 2023 750.000 millones de euros a los veintisiete de Europa, de los cuales 390.000 van a ser a fondo perdido. ¿Qué quiere decir esto? Que, de esa parte, que a España le corresponden 72.700 millones, no vamos a tener que devolver ABSOLUTAMENTE NADA a Europa. Hasta aquí bien, algo así se preveía.

La parte restante (En España hasta los 140.000 €) es mediante una operación de préstamo a los distintos gobiernos. Y Estas ayudas servirán para financiar programas de reformas e inversiones en los países más afectados por la pandemia.

¿COMO SE VA A REPARTIR ENTRE LOS PAISES?

Pues bien, el 70% será entre 2021 y 2022, y el 30% en 2023. Eso sí, se podrá adelantar una pequeña parte del dinero que nos corresponde. Siempre bajo la supervisión de la Comisión Europea y de la línea que se lleve en nuestro ejecutivo. Esto es porque debemos cumplir unos requisitos importantes y complicados en cuanto a números en nuestro país. Los países tendrán que presentar planes de reformas e inversiones a la Comisión Europea, que evaluará si estos cumplen con sus recomendaciones económicas anuales, refuerzan el potencial de crecimiento o la creación de empleo o favorecen la transición ecológica y digital. Tales como hacer reformas que eliminen el déficit estructural, con incidencia especial en el de pensiones

¿Y que pasaría si no cumplimos las condiciones que nos exigen desde Europa? Es aquí cuando entra en juego el “Freno de emergencia” de Europa, que hará que se paralice el pago de estas ayudas a los países que no cumplan los requisitos exigidos para optar a las ayudas. Llevando esta situación a otra cumbre europea para abordarlo y decidir.

Y es en este punto donde los afectados seremos nosotros, la población de a pie, los ciudadanos. Porque se deberá bajar la deuda nacional de alguna forma y muchas opciones no hay sobre la mesa. Y es que las debilidades de España están en todas las revisiones del semestre europeo: giro radical del sistema educativo para poner el foco en la empleabilidad digital; transición energética, con la que parece entusiasmado el Gobierno; eliminación de uno de los mayores déficits fiscales estructurales de Europa, y que no se logra solo subiendo impuestos; racionalizar la Administración pública y su gasto, y afrontar los costes del envejecimiento, que pasa, quiérase o no se quiera, por un ajuste de los retornos que proporciona el sistema de pensiones.

Desde el Colegio de Economista se insto al gobierno en bajar las cotizaciones de la seguridad social y subir determinados impuestos. Opción que a nivel recaudatoria sería prácticamente similar pero las familias tendrían más capacidad económica, derivando esto en más consumo y aumento de productividad empresarial. Desconozco por donde irán los tiros, y estaremos muy atentos, pero si, yo ya he hecho otro agujero en mi cinturón.

Canal Economía: ¿Realizamos correctamente el reparto de la Herencia?

POR DESGRACIA TODOS FALLECEMOS, PERO ¿REALIZAMOS CORRECTAMENTE EL REPARTO DE LA HERENCIA?

Cuando fallece uno de los miembros de un matrimonio casado en régimen de gananciales, la previa disolución de la sociedad conyugal puede afectar a la tributación de la herencia. Vea cómo actuar para obtener el máximo ahorro…

Sociedad conyugal

Fallecimiento. En los matrimonios acogidos al régimen económico de gananciales (la mayoría en nuestra sociedad), los bienes adquiridos durante el matrimonio (incluso aunque estén a nombre de sólo uno de los cónyuges) se consideran comunes a ambos cónyuges.

Apunte. En estos casos, cuando uno de ellos fallece, hay un doble efecto:

  • Se disuelve la sociedad de gananciales: la mitad de los bienes en común se adjudica al cónyuge superviviente (se concreta la mitad que, en global, ya era suya).
  • Y la otra mitad de los bienes (la que corresponde al cónyuge fallecido) va a la herencia.

Adjudicación. Estos dos actos suelen realizarse de forma simultánea, en la misma escritura pública. ¡Atención! Pues bien, según cómo se haga la disolución de la sociedad de gananciales, el pago de impuestos derivado de la herencia puede reducirse de forma considerable.

Disolución inteligente

Bienes concretos. En este sentido, no es obligatorio que en la disolución de la sociedad de gananciales el cónyuge superviviente se adjudique la mitad de todos y cada uno de los bienes del matrimonio (aunque esto es lo que se hace habitualmente, por rutina).

Apunte. Puede adjudicarse bienes concretos, hasta llegar a la mitad del valor de los bienes que eran comunes.

   Sin impuestos. Y como la disolución de la sociedad de gananciales no paga ni un euro de impuestos y, en cambio, la herencia sí que tributa por el Impuesto sobre Sucesiones (el ISD), lo más conveniente es actuar de la siguiente forma:

En la disolución de gananciales, adjudicar al cónyuge los bienes que no gozan de ninguna bonificación en la herencia.

Y dejar para la herencia los bienes que sí que gozan de ventajas fiscales en el Impuesto sobre Sucesiones (por ejemplo, la vivienda habitual, el negocio familiar, etc.).

Ejemplo

Diferencias. Un matrimonio en gananciales es propietario de su vivienda habitual, valorada en 150.000 euros, y de otras inversiones por valor de 450.000 euros. El fallecido deja como herederos al 50% a su cónyuge y a su hijo.

Apunte. Vea el coste de la herencia según cómo se realice la disolución de la sociedad de gananciales:

Opción 1. Se adjudica al cónyuge la mitad de todos y cada uno de los bienes, hasta alcanzar los 300.000 euros (la mitad de la casa y la mitad del resto del patrimonio).

Opción 2. Se adjudican al cónyuge inversiones por 300.000 euros, y el resto de los bienes (incluido el 100% de la casa) va a la herencia.

El valor de la vivienda habitual goza de una bonificación en el Impuesto sobre Sucesiones del 95%. Al disolver la sociedad conyugal, es conveniente asignar al fallecido los bienes con derecho a reducción en el ISD (por ejemplo, la vivienda habitual). Así se reduce la tributación de la herencia.

Canal Economia: ¿ESTA USTED SEGURO DE QUE NO PUEDE BONIFICARSE EL IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES (IBI)?

El IBI es un impuesto Local que grava el mero hecho de ser titular o tener derecho real sobre los bienes inmuebles urbanos, rústicos o de carácter especial.

Según esto, prácticamente todas las familias están obligadas a pagar este impuesto, pero antes de desarrollarte las posibles bonificaciones que Ud. puede tener, desgranemos un poco dicho impuesto para que sepa cómo funciona.

Este impuesto es regulado por el Real decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la LEY REGULADORA DE LAS HACIENDAS LOCALES. Complementando este decreto, también tenemos distintas disposiciones reglamentarias, las cuales legislan los posibles intereses de demora, recargos de apremio, sanciones… Pero lo que realmente nos interesa hoy, y que queremos transmitirles, es que, a nivel particular, este impuesto es regulado por las ordenanzas fiscales locales, en nuestro caso la ORDENANZA FISCAL NUMERO 1 DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE ZAFRA, que desgranaremos a continuación, pero para los mas autodidactas, les dejamos el enlace a dicha ordenanza:

BONIFICACIONES Y TRAMITES DE INTERÉS:

¡Atención!  Algunos deben hacerse antes del 31 de diciembre para que tengan efectos en el IBI del año próximo:

Domiciliación. Para evitar posibles recargos por pagar fuera de plazo, es aconsejable que domicilie este impuesto en su cuenta corriente. Apunte.  De esta manera, además, podrá beneficiarse del sistema de cobro fraccionado que establezca su ayuntamiento.

Bonificaciones. Revise las ordenanzas fiscales de su municipio y verifique si puede disfrutar de alguna bonificación (tenga en cuenta que deben solicitarse expresamente). En Zafra son las siguientes:

* Tendrán derecho a una bonificación del 50 por 100 en la cuota íntegra del Impuesto, siempre que así se solicite por los interesados antes del inicio de las obras, los inmuebles que constituyan el objeto de la actividad de las empresas de urbanización, construcción y promoción inmobiliaria tanto de obra nueva como de rehabilitación equiparable a ésta, y no figuren entre los bienes de su inmovilizado.

* Las viviendas de protección oficial y las equiparables a estas según las normas de la Comunidad Autónoma, disfrutarán de una bonificación del 50 por 100 durante el plazo de tres años, contados desde el año siguiente a la fecha del otorgamiento de la calificación definitiva.

* Tendrán derecho a una bonificación del 95% de la cuota íntegra y, en su caso, del recargo del Impuesto a que se refiere el artículo 134 de la Ley 39/1988, de 28 de diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales, los bienes rústicos de las Cooperativas Agrarias y de Explotación comunitaria de la tierra, en los términos establecidos en la Ley 20/1990, de 19 de diciembre, sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas.

* Los sujetos pasivos del Impuesto, que ostenten la condición de titulares de familia numerosa, disfrutarán de una bonificación de la cuota íntegra del Impuesto.

División. Si tiene un inmueble que es propiedad de varios titulares, puede solicitar al Ayuntamiento la división del impuesto. Apunte.  De esta manera, a cada propietario le llegará un recibo de IBI por la parte de copropiedad que le corresponda (y evitará que el copropietario al que le llegue el recibo único tenga que perseguir a los demás para que le abonen su parte). NOTA: tenga en cuenta que todo esto que se solicite ahora, entrará en vigor ya en enero de 2020. Por lo que le interesa solicitarlo ya. En caso de solicitarlo a partir de enero de 2020, entrara en vigor en 2021.