Comienza la cuenta atrás para reclamar tu indemnización por la compra de tu coche

Si compraste un coche nuevo entre los años 2006 y 2013, aún estás a tiempo de reclamar tu indemnización de daños y perjuicios a la marca.

Si no sabes de lo que hablo, te lo resumo muy brevemente: La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia impuso una multa de millones de euros a la mayoría de las marcas de automóviles en España, algunas de las cuales recurrieron dicha sanción a los Juzgados, siendo finalmente desestimados todos los recursos de casación por el Tribunal Supremo a través de sucesivas sentencias. Es a partir de las fechas de estas sentencias cuando empieza a contar el plazo de prescripción para la reclamación de la indemnización, y dependerá de la fecha de la sentencia que afecte a la marca de tu coche. Por tanto, la fecha límite para la presentación de las reclamaciones es distinto según la marca del vehículo. De todas maneras, desde inicios del presente año 2022 comienzan a prescribir los plazos para reclamar.

El motivo de la multa impuesta por la CNMC fue que entre los años 2006 y 2013 las marcas de coches sancionadas intercambiaron información confidencial de forma estratégica y otras prácticas anticompetitivas, vulnerando la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia. Provocaron una disminución de la competencia en la venta de coches, lo que se tradujo en políticas comerciales menos agresivas, menores descuentos y/o promociones para los compradores y las marcas no se esforzaron tanto por ofrecerles servicios de más calidad, puesto que no les hacía falta distinguirse del resto de marcas.

Esto afectó a más del 90% de las ventas de vehículos realizadas esos años. En definitiva, la consecuencia para estos millones de compradores fue que adquirieron su coche por un precio superior al que realmente correspondía, lo que se traduce en el actual derecho a una indemnización por los daños y perjuicios económicos ocasionados.

La cuantía de la indemnización varía según el coche y precio de su compra, siendo entre un 10 y 15% aproximadamente. El importe, además, depende de las características de la transacción, como la fecha de adquisición, el importe pagado, la situación del mercado en ese momento, etc.

Tienen derecho a reclamarla no sólo consumidores y usuarios, sino también autónomos y empresas. Además, aunque hayas vendido el vehículo, puedes reclamar la indemnización si conservas los documentos necesarios para ello, no hace falta que aún conserves el coche en tu poder, basta que lo compraras tú y podamos demostrarlo.

Sin embargo, queda poco tiempo para iniciar acciones, debes consultar cuanto antes a un Abogado o Abogada conocedor/a de esta reclamación en concreto, para que vele por tus derechos e intereses desde el principio. Debe ser el Letrado quien te informe de la viabilidad de la reclamación, si la marca y modelo de tu coche es uno de los implicados, el tiempo que queda para reclamar y los documentos necesarios.

Algunos ejemplos de marcas potenciales a las que reclamar: BMW, RENAULT, OPEL, CITROËN, PEUGEOT, MERCEDES, VOLVO, CHRYSLER, JEEP, TOYOTA, SEAT, HYUNDAI, MAZDA, NISSAN, HONDA, VOLKSWAGEN, KIA, LANCIA, PORSCHE, CHEVROLET y SKODA, entre otras, aunque hay que estudiar cada caso.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.