¿PUEDE MI PERRO TRANSMITIRME ENFERMEDADES? HABLEMOS SOBRE LEISHMANIOSIS

Una de las zoonosis (enfermedad animal capaz de ser transmitida al ser humano) menos conocida, pero en auge en España, es la leishmaniosis, enfermedad endémica principalmente del sur y del levante peninsular. Esta enfermedad es una patología provocada por un microorganismo protozoario, que en el caso de nuestro país es Leishmania infantum. Este parásito infecta a los animales mediante la picadura de un mosquito conocido como flebótomo, lo que lo convierte en el vector o agente transmisor de la enfermedad, pudiendo afectar a nuestros perros y gatos, aunque estos últimos se encuentran infradiagnosticados.

Comúnmente, a la leishmaniosis se la conoce por provocar una sintomatología muy variada e  inespecífica. Por ejemplo:

– Cojeras intermitentes

– Falta de apetito o pérdida de peso

– Mal pelaje o seborrea

– Necrosis de la punta de las orejas

– Epistaxis (sangrado espontáneo por la nariz)

– Diarreas o vómitos

– Heridas que no cicatrizan

– Crecimiento excesivo de las uñas

  ¿Cómo pueden las personas contraer la leishmaniosis? Para explicar esto, es necesario saber que el parásito en su ciclo de vida pasa por varias fases y solo una de ellas es la que transmite la enfermedad (fase infectiva). El contagio siempre será a través de la picadura de un mosquito que tenga el parásito en su forma infectiva, es decir, que si tengo en casa a un animal positivo a leishmaniosis, es poco probable, pero no imposible, que mi propio animal pueda transmitirme la enfermedad, dado que para ello el mosquito tiene que picar primero a mi animal, pasar aproximadamente un mes incubando el parásito y posteriormente picarme, con lo cual la probabilidad de que ese mismo mosquito permanezca en casa y me pique a mí es baja pero podría contagiar a otra persona. En humanos normalmente la Leishmania infantum provoca síntomas cutáneos, fiebre e inflamación de algunas vísceras.

¿Cómo puedo contribuir a frenar la transmisión de esta enfermedad? Como veterinarios y al tratarse de una zoonosis, nuestro objetivo será prevenir que nuestros animales se contagien. Debido a que no existe actualmente ningún método 100% efectivo aconsejamos las siguientes medidas preventivas:

– Diagnóstico precoz y vacunación (principalmente en otoño)

– Collares antiparasitarios todo el año

– Refuerzo con pipetas antiparasitarias en los periodos de máxima actividad del mosquito (primavera-verano)

Como la propia pandemia que sufre el mundo pone de manifiesto, es evidente que la salud de los animales puede influir en la nuestra; no en vano el lema del facultativo veterinario es “Hygia pecoris, salus populi” que en castellano significa “La higiene de los animales es la salud del pueblo”. En definitiva, si cuidamos la salud de nuestras mascotas, estaremos velando también por la Salud Pública.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.