DESDE LA COCINA: LA NAVIDAD

Nunca pensé en escribir sobre el tema “NAVIDAD”, pero debido a las circunstancias que acontecen ahora mismo en relación al COVID tendré unas palabras al respecto, y digo que no tenía pensado hablar sobre la navidad ya que es un tema que para mi opinión se ha convertido en puro marketing.

A mí en particular estas fiestas las vivía intensamente cuando era pequeño y adolescente, pero por ley de vida o por circunstancias anormales empiezan a faltar tus seres más queridos y ya no es lo mismo.

Lo que os quiero comentar es tan sencillo como que ahora se habla mucho de si vamos a poder celebrarla con nuestras familias o no, si va haber aforo en tal restaurante o no, si va a llegar la vacuna o no, si voy a poder salir de viaje o no, en definitiva, vivimos sumergidos en un aluvión de sobreinformación por todos los medios de comunicación que no nos aclaramos ni una parte del país ni la otra, por un momento os pido que dejemos de agobiarnos, de tener miedo, de entristecernos por lo que pasa en la actualidad, ya que hay que preocuparse…pero no tanto, ya vendrán tiempos mejores, y si no podemos celebrar las navidades como normalmente lo hemos celebrado otros años pues no pasa nada, podemos tomar otras alternativas, salir al campo, a pasear, hacer una videollamada, quedar con un amigo, o simplemente leer mientras escuchas música.

Fuera parte del virus, lo de estas fiestas cada año se convierte en consumismo puro y duro, estamos de acuerdo que hay familiares que sólo se ven una vez al año, y que otros aprovechan estas vacaciones para disfrutar, pero tenemos que hacer un esfuerzo entre todos para poder paliar este virus maligno.

En mi opinión, no pasa nada si comemos o cenamos solos o simplemente con nuestra mujer e hijos y no celebrarlo con más personas, por nuestro bien en un futuro debemos ser más responsables con nosotros y autoexigirnos aún cada día más, ya buscaremos el sol por otro lado hasta que llegue este MAL a su fin.

El ser humano por lo que observo se contradice bastante, lo mismo se mantiene encerrado en casa sin salir porque tiene miedo al virus, que esa misma persona cuando llegan estas fiestas y tiene que salir a comprar regalos o se da un poco de tregua sobre las restricciones sale en volandas como si no hubiera un fin.

En definitiva, cada uno interpreta las navidades a su manera y cada uno hará de estas fiestas una tristeza o una alegría, ¿ES QUE EL RESTO DEL AÑO NO EXISTE? tenemos todo el año para juntarnos, para viajar, para juntarnos con toda la familia.

No seamos borregos y burros, te lo puedes pasar lo mismo de bien un día de nochebuena que un día normal de agosto, sólo hay que proponérselo, que mentalizarnos no es tan difícil, al menos para mí, cuidemos a nuestros seres queridos desde la distancia pero estando cerca de ellos en el DÍA A DÍA, que es lo que realmente importa de verdad, porque mandar un mensaje por teléfono felicitando estos días y luego no saber nada de esa persona en todo el año…es pura hipocresía, vivamos, riamos, gritemos de vida, hagámoslo posible, que se puede si uno quiere…

CARPE DIEM amigos y amigas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .