SALVA TU VIDA: ADICCIÓN A LAS COMPRAS. Materialismo Innecesario.

Vienen fechas de mucho consumismo. En navidad se dispara el deseo de comprar y muchas veces es comprar por comprar. Salir de compras no constituye un problema y, en muchas ocasiones, es necesario para satisfacer necesidades básicas y sobre todo para activar la economía que con este cuento se entiende mejor:

“Un ruso forrado de dinero y entra en un pequeño hotel de un pueblo. Pide una habitación. Pone un billete de 100 euros en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.

El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Éste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos. El criador de cerdos sale corriendo para pagar lo que le debe al molino proveedor de alimentos para animales. El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, la limpiadora de las instalaciones a la que hace tiempo que no le paga. María con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había traído a unos familiares para su boda y que todavía no había pagado y le entrega el billete de 100 euros al dueño del hotel.

En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.

Nadie ha ganado un euro, pero ahora unas cuantas personas de la ciudad viven sin deudas pendientes y mira el futuro con confianza.  La moraleja: “Si el dinero circula se activa la economía.”

Sin embargo, a muchas personas les resulta difícil resistir el impulso de comprar cosas, aunque no las necesiten.

La adicción a las compras hace referencia al impulso incontrolable de comprar. Las personas compran de forma compulsiva, cuestión que les produce malestar y perjuicios en numerosas áreas de su vida.

Se estima que el 5% de la población podría tener un patrón de adicción a las compras, aunque su inclusión como un trastorno dentro de los clasificadores de enfermedades aún se encuentra en discusión. En España, esta cifra podría ascender al 7% de la población, de acuerdo a los datos de un estudio publicado en abril de 2014 en BMC Psychiatry.

La adicción a las compras es una conducta adictiva que en un primer momento pasa desapercibida, tanto para quien la padece como para las personas de su alrededor.

Sin embargo, hay unos rasgos característicos para sospechar que empezamos a tener problemas cuando se tiene un deseo intenso e irrefrenable por comprar, sientes emociones intensas mientras realiza la compra, sientes satisfacción y alivio tras haber comprado.

Otra característica sería que la persona compra bienes que no necesita, es decir, compra por comprar y pasado un tiempo de la compra, aquello que ha comprado ya no le interesa, y lo más terrible es que tiene sentimientos de culpa, vacío y arrepentimiento poco después de haber comprado.

 Unos consejos sencillos y que pueden resultar muy prácticos sería, planificar las compras. Otra cosa importante es pagar siempre en efectivo, ya que las tarjetas de crédito están muy bien para ciertas cosas, pero pueden ser un problema para un comprador compulsivo.

Además, nunca ir de compra cuando estés triste. Las compras compulsivas proporcionan placer inmediato y un estado depresivo puede llevarnos a adquirir mucho más de lo que compraríamos en un momento más positivo, como si por comprar y acumular cosas materiales nuestra vida fuera a ser mejor. Siempre ve de compras acompañado, con alguien que te conozca, en quien confíes y que pueda ayudarte a controlar tus impulsos compulsivos de compra.

MATERIALISMO innecesario:

“Un hombre pasaba todos los años sus vacaciones en un remoto lugar de las Montañas Azules de Virginia, y un otoño, al regresar a Nueva York, llevó a una vecinita de 11 años para que conociera como se vive en una gran ciudad.

Florela no había salido nunca de sus montañas nativas y aquella visita constituyó una verdadera aventura para ella.

Fueron a la Estatua de la Libertad, cruzaron en el ferryboat hasta Staten Island, visitaron el espléndido trasatlántico Queen Mary, comieron con palillos en el barrio chino, subieron hasta la azotea del Empire State Building, vieron una función en el teatro de Radio City.

En la Quinta Avenida compró a la chiquilla un vestido adorable.

Bueno queridita -le preguntó-¿qué te ha parecido realmente Nueva York?

Sin la menor vacilación y con cierto aire de condescendencia, Florela le contestó:

Muy bonito todo; pero, por supuesto todo, ¡¡¡¡¡completamente innecesario!!!!!:

REFLEXIÓN:

Lo material nunca llenará nuestro ser, la solución no está en tener más, la solución está en que nos llenemos de buenas energías, miremos la vida con otros ojos y sepamos apreciar lo que se nos regala. ¡¡¡¡LA VIDA es cada día!!!”

Si tienes cualquier problema relacionado con alguna conducta adictiva, NO LO DUDES, solicita ayuda y busca orientación para realizar un tratamiento especializado. ¡¡¡No esperes a que sea demasiado tarde!!!

¡¡¡Salva tu vida!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .