SOPLAN VIENTOS: El voto de compra y venta.

La política debería ser la profesión a tiempo parcial de todo ciudadano”.
Dwight D. Eisenhower, presidente de Estados Unidos entre 1953 y 1961.

El concepto de ciudadanía nació hace unos 2500 años en la ciudad Estado de Atenas, dentro del primer sistema político que la historia califica como democrático, a pesar de que existía la esclavitud, y las mujeres no tenían derechos políticos de ninguna clase. Ser ciudadano significaba pertenecer a una categoría social  reservada, bajo determinadas condiciones, a los varones mayores de edad y  libres, que incluía, entre otras, las obligaciones de ir a la guerra, la de participar  en la asamblea de gobierno de una forma activa, y  aceptar los cargos públicos le pudieran encomendar. Por lo tanto, la condición de ciudadano se definía  en  primer lugar por el cumplimiento de una serie de obligaciones relacionadas con la poli, o sea, la política.

En la actualidad, la palabra ciudadano se usa en contraposición al de súbdito o vasallo, una interpretación que arranca de las revoluciones francesa y americana, y sus declaraciones de derechos del hombre, de finales del siglo XVIII.  Con ellas, el concepto de ciudadano,  deja de estar sujeto  a ninguna condición previa personal,  pues todos los individuos pertenecientes a la nación son considerados como tales solo por haber nacido en ella.

Es cierto que la ciudadanía  no significa nada si no hace a las personas sujetos de derechos, pero tampoco puede alcanzar su plenitud moral y ética, y no solo instrumental, si los individuos no asumen una serie de obligaciones personales que tiene que ver con el compromiso político, con la solidaridad y con la responsabilidad y el buen uso de lo que es propiedad de todos. Pues, como ocurría en la antigua Grecia, son las obligaciones y no los derechos, los que dotan a la categoría de ciudadano de todo su sentido. Se pueden tener  derechos sociales y económicos en plenas dictaduras,  pero el ejercicio de obligaciones libremente aceptadas, que signifiquen una implicación en los asuntos públicos y colectivos, solo puede darse cuando hay libertad política, pues precisamente esa implicación es la esencia misma de la democracia.

Por eso hoy día la principal amenaza para la democracia es un electorado sin formación política, sin verdadera conciencia de lo que significa la ciudadanía y de cuáles pueden ser las consecuencias de su voto. Son los votos de los ignorantes los que encumbran a  los irresponsables y populistas, que al llegar  al poder  ponen  en peligro el bienestar y la paz de todos. El que vende su voto al mejor postor es el responsable de que los partidos políticos  mercantilicen su papeleta y conviertan las campañas electorales en una mera  subasta que envenena el método democrático, lo vacía de todo sentido y lo convierte en una farsa. El  “Yo voto al que más me ofrezca”, provoca la aparición de los compradores de votos. Unos ofrecen más derechos  y servicios gratuitos, aunque no haya medios para financiarlos y terminen causar más daño que beneficios, y otros prometen expulsar a los inmigrantes o hacer censos étnicos, mientras claman por un patrioterismo falsario y obsoleto que convoca a los hombres a comportarse como simios en defensa del territorio. Pero que no se engañe nadie, todos están movidos por el mismo impulso; la ambición de poder. Ni creo que los de Vox odien a los inmigrantes, ni que a los de Podemos les importen los pobres más que a los demás.  Cada uno pesca en el caladero que le es más propicio. Pero los más culpables son aquellos que ponen sus votos en la almoneda. Los llamados apolíticos.   Sé que son la mayoría. Así nos va…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .