Zafra: La crisis del COVID-19 (SANIDAD)

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró que el brote de SARS-CoV-2 (Síndrome Respiratorio Agudo Severo, asociado a coronavirus) iniciado en China, era una pandemia internacional. Hasta ese momento, desconocíamos la gravedad de la enfermedad y la capacidad de transmisión del virus, pero la rápida propagación de la infección entre la población mundial nos ha mostrado a golpe de miedo, desconcierto y dolor, que estábamos ante un grave problema de salud pública, de magnitud incalculable.

En España, al igual que en otras partes del mundo, el Sistema Sanitario se vio colapsado en poco tiempo en muchas zonas del país. Los recursos, tanto técnicos como humanos, no han sido suficientes para hacer frente a esa alta presión asistencial. La crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus y el desconocimiento sobre este “enemigo invisible” han exigido la reorganización y puesta en marcha a contra reloj de los recursos sanitarios. Las autoridades gubernamentales han ido tomando medidas de forma improvisada, sujetas a cambios constantes.

En Extremadura, a fecha 18 de abril, según datos oficiales, se contabilizaban 3.131 casos positivos de COVID-19 acumulados, de los que 409 son personal sanitario, se han curado 736 pacientes y el total de fallecidos es de 380.  De las ocho Áreas de Salud de nuestra región, el Área de Llerena-Zafra es la que registra menor número de casos acumulados, con un total de 44 positivos confirmados, de los cuales sólo tres permanecen ingresados (uno en el Hospital de Llerena y dos en Zafra), con un número de víctimas mortales que asciende a 5 desde el comienzo de la pandemia. En el hospital de Zafra, hasta la fecha, no se ha registrado ningún sanitario positivo.

Desde el punto de vista organizativo, en nuestro hospital se actuó con diligencia y rapidez antes de declararse el estado de alarma, siendo el primero de Extremadura en dividir el Servicio de Urgencias en dos circuitos, uno para pacientes con “síntomas respiratorios” (fiebre, tos, dificultad respiratoria…) y otro para los “no respiratorios” que, favorecido por las características arquitectónicas del edificio, ha permitido una separación bien diferenciada entre pacientes sospechosos de infección por Covid-19 y los no sospechosos, así como entre el personal sanitario, específico también para cada una de las dos zonas.

El Servicio de Radiología también se ha organizado en dos circuitos diferentes y en el área de Hospitalización se ha aislado la sección nº 2 para pacientes con infección por coronavirus y la sección nº3 para aquellos pacientes sospechosos pendientes de resultados del Test PCR. La reciente llegada de los test rápidos permitirá agilizar el diagnóstico en los casos positivos.

 La Unidad de Hemodiálisis de nuestro hospital sólo dispone de una sala para dializar, por lo que los pacientes positivos, en su caso, se trasladarían al Hospital Universitario de Badajoz mientras fuera posible. Respecto a las Consultas Externas, la actividad habitual se ha modificado y, salvo excepciones, la mayoría de ellas continúan realizándose de forma no presencial, comunicando al paciente de forma telefónica o por correo los resultados y tratamientos pertinentes. Los quirófanos, salvo los urgentes y oncológicos, también han suspendido su actividad programada.

En general, los pacientes y familiares han comprendido y aceptado todas estas medidas de protección y prevención adoptadas, con el fin de minimizar el riesgo de contagio a otros pacientes y al personal.

Tras la declaración del estado de alarma, los primeros días se vivieron por todos los trabajadores del hospital con miedo, nerviosismo y desconcierto ante la incertidumbre de lo que podía venir, sobre todo en Urgencias, por ser este servicio el primero en recibir a los pacientes. No obstante, el trabajo se ha visto facilitado por el hecho de que los usuarios han sabido hacer un uso más racional de la Urgencia hospitalaria, acudiendo por patologías que realmente lo requerían, evitando así la sobrecarga habitual que sufren estos Servicios por el uso inadecuado de los mismos.

Respecto al material sanitario, su dotación al inicio fue escasa e insuficiente, con pocos equipos de protección individual que hubo que reciclar, falta de mascarillas, etc., que agravó la angustia existente.

Pasadas las primeras dos semanas, la situación se fue controlando y los ánimos se fueron calmando. Se contrató personal de enfermería para reforzar Urgencias y Hospitalización y además, la llegada continua de material procedente de donaciones (batas y mandiles impermeables, equipos de protección, mascarillas, pantallas protectoras, soluciones hidroalcohólicas, etc.), tanto de empresas privadas como de particulares, nos animó y nos hizo ver que no estábamos solos en esta batalla frente al virus. Desde aquí, y en nombre de todos los trabajadores del Hospital de Zafra, queremos agradecer de corazón todas las muestras de apoyo y solidaridad, porque “este virus lo paramos unidos”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .