Salva tu Vida: Social Challenge

La adolescencia es una etapa especialmente peligrosa para las conductas de riesgo. La sustancia responsable de activar nuestro organismo se llama adrenalina, es una de las muchas hormonas que produce nuestro cerebro y que moviliza una gran cantidad de reacciones en cadena: incrementa la frecuencia cardíaca, contrae los vasos sanguíneos, dilata los conductos de aire, y participa en la reacción de “lucha o huida” del sistema nervioso simpático.

Son varias las noticias que aparecen en los medios de comunicación a lo largo los últimos años y que recogen el fallecimiento de varios jóvenes por alguna de esas conductas de riesgo como tomar una botella de tequila de un solo trago, por ejemplo. O lanzarse desde un piso alto a una piscina. Otros retos peligrosos que últimamente vemos por las redes sociales son:

Ice Bucket Challenge: echarse agua helada por encima

Condom Challenge: meterse un condón por la nariz y sacarlo por la boca

Tampax on the Rocks: impregnar un tampón con bebida alcohólica de alta graduación, para introducirlo por el recto o la vagina.

“La ballena azul”: es una serie de 50 pruebas que comienzan por retos sencillos. Pero progresivamente se hacen más peligrosos. Incitan a la autolesión y terminan con la última prueba que es el suicidio.

Hacerse cortes en partes del cuerpo: brazos, piernas, etc.

Reto del fuego: echarse alcohol por el cuerpo, encenderlo y después salir corriendo para apagarlo.

Los adolescentes son en general un colectivo muy vulnerable a las modas que aparecen en Internet. Para ellos se trata de retos o challenge como se dice en inglés. Cada vez su afluencia es mayor por desgracia. Y es que los jóvenes siempre han buscado nuevas maneras de romper las reglas y aumentar sus niveles de adrenalina, y ahora gracias al fácil acceso que tienen a las redes sociales son incapaces de medir los riesgos e intentan cosas cada vez más extremas.

Para muchos jóvenes la falta de aceptación que sienten es un factor muy fuerte en el momento de participar en algún reto, para ser parte de un grupo. Y de nuevo, esto no es nuevo, pero ahora desafortunadamente se puede hacer mucho desde la propia clase para luego publicarlo en las redes, o lo que es peor, transmitirlo en vivo por alguna red social. Sin duda, otros de los males de nuestro siglo es conseguir los tan apreciados like.

Como padres y madres es nuestra responsabilidad controlar y supervisar las actividades que realizan. Hablarles de estos retos virales y explicarles las graves consecuencias que pueden tener sus acciones. Comparto un cuento como viene siendo habitual en estos artículos.

CUENTO LAS CUATRO ESTACIONES

Había un hombre que tenía cuatro hijos. Quería que aprendieran a no juzgar las cosas superficialmente; entonces envió a cada uno por turnos a ver un manzano que estaba a una gran distancia.

El primer hijo fue en el invierno, el segundo en primavera, el tercero en verano y el hijo más joven en el otoño. Cuando todos ellos regresaron, les llamó y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.

El primer hijo mencionó que el árbol tenía las ramas desnudas, que estaba doblado y retorcido.

El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.

El tercer hijo no estuvo de acuerdo, dijo que estaba lleno de flores y colorido, que tenía un aroma muy dulce y se veía muy hermoso.

El último de los hijos también discrepó, dijo que estaba lleno de frutos y hojas, repleto de vida y satisfacción.

Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían razón, pero que cada uno había visto solo una de las estaciones de la vida del árbol.

Les argumentó que no debían de juzgar a un árbol, o a una persona, por solo ver una de sus temporadas, y que la esencia de lo que son, su experiencia vital, solo puede ser medida al final, cuando todas las estaciones han pasado.

Si te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano y la satisfacción del otoño. No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto.

No juzgues la vida por solo una estación difícil. Persevera a través de las dificultades y malas rachas…

Si tienes cualquier problema relacionado con alguna conducta adictiva, NO LO DUDES, solicita ayuda y busca orientación para realizar un tratamiento especializado. ¡¡¡No esperes a que sea demasiado tarde!!!

¡¡¡Salva tu vida!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .