Hablemos Derecho: Derecho de Familia

Con este artículo pretendo dar respuestas genéricas a algunas de las dudas más frecuentes que se plantean en los procedimientos de Derecho de Familia, debiendo atenerse siempre al caso concreto y a sus circunstancias, por lo que será conveniente buscar el asesoramiento de un abogado.

1.¿Qué diferencias hay entre separación y divorcio? La separación no pone fin al matrimonio, el divorcio sí, además, con él se producirá la disolución ex lege de la sociedad económica matrimonial, la separación sólo producirá los efectos de la separación de bienes. En ambos casos perderán los derechos hereditarios en caso de fallecimiento del ex-cónyuge.

2.¿En qué consiste la custodia compartida? Es el reparto más equitativo posible del tiempo que cada progenitor pasa con sus hijos, ejerciendo la custodia de los mismos, responsabilizándose ambos progenitores de la crianza, bienestar y educación de los hijos y tomando decisiones en igualdad de condiciones sobre su cuidado. Los hijos podrán convivir con ambos progenitores por periodos alternos o de otra manera que se pacte o acuerde.

3.¿Cuándo puede acordarse la custodia compartida? Este régimen se acuerda cada vez con más frecuencia, de hecho el Tribunal Supremo lo ha establecido como el más deseable y más beneficioso para los hijos porque así se respeta su derecho a relacionarse con ambos progenitores, siempre que se den los requisitos necesarios.  

4.¿Cuáles son esos requisitos? Debe ser el régimen que mejor se adecúe al interés superior de los menores, valorándose el vínculo afectivo estable con ambos progenitores y su necesidad de contacto frecuente con ellos, por lo que será importante la implicación de ambos en los cuidados y atenciones de los hijos. Entre los progenitores deberá existir una relación de mutuo respeto, que permita el diálogo y la adopción de actitudes y conductas que beneficien a los menores, que no perturben su desarrollo emocional. Además, se tendrá en cuenta el apoyo familiar del que disponga cada progenitor, la ubicación de sus domicilios, su disponibilidad horaria, el número de hijos, el deseo de los mismos y los informes que se practiquen, entre otros.

5.¿Siempre hay pensión compensatoria? No, únicamente tendrá derecho a percibirla el cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior, durante el matrimonio. No se trata de compensar cualquier desequilibro económico, sino sólo si es relevante. Se tendrán en cuenta numerosos factores, tales como la edad, el estado de salud, las probabilidades de trabajar y la cualificación profesional.

6.Mi ex-cónyuge y yo tenemos un perro en común y los dos queremos quedárnoslo, ¿cómo lo podemos solucionar? Se puede acordar un régimen de estancias para que cada uno pueda disfrutar de su compañía por tiempos alternos. En caso de discrepancia podrá ser el Juez el que decida; famosa fue una sentencia de la Audiencia Provincial de Badajoz que estableció un régimen de estancias y de visitas en un caso similar al aquí planteado.

7.¿Cuándo se pueden cambiar las condiciones establecidas en una sentencia de separación o divorcio? Cuando haya un cambio sustancial y permanente de las circunstancias que existían en el momento de dictar esa sentencia, como por ejemplo la incorporación al mercado laboral de un hijo con derecho a pensión de alimentos, la mejora salarial del alimentista, su empeoramiento o incluso la pérdida de empleo, el cambio de domicilio de alguno de los progenitores, etc. Lo determinante es que el cambio sea de cierta entidad, atendiendo siempre al caso concreto.

8.¿Qué necesitamos para ser pareja de hecho? Constituir una unión estable, libre, pública y notoria, e inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Para ello, se deberá haber convivido, como mínimo, un año ininterrumpido, salvo que se tengan hijos en común, en cuyo caso bastara? la mera convivencia, o salvo que se haya expresado la voluntad de constituir pareja estable o de hecho en documento público.

9.No estoy casado/a, ¿si fallece mi pareja tendré derecho a pensión de viudedad? Si el que fallece genera este derecho sí es posible, siempre que, durante los dos años anteriores al fallecimiento, estén inscritos en el Registro de Parejas de Hecho o constituidos como tal en documento público. Además, se deberá haber mantenido de manera ininterrumpida una convivencia estable durante al menos los cinco años anteriores al deceso, y durante estos años no haber estado ninguno de los dos casados ni separados de otra persona. También será necesario que el año antes del fallecimiento, los ingresos del sobreviviente no superaran el 50% de la suma de los suyos más los del fallecido, o el 25% si existen hijos comunes con derecho a pensión de orfandad. 10.¿Voy a heredar de mi pareja si no estamos casados? No tendrías derecho sucesorio, salvo que tu pareja haga testamento a tu favor, declarándote heredera/o; siempre respetando los derechos de sus herederos forzosos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .