Desde la Cocina: Mercado de Abastos

Estoy un poco aburrido de escuchar “son otros tiempos…”, “la sociedad evoluciona…”, con respecto a lo que a mí me toca un poco de cerca debido a mi humilde pero preciosa profesión que es la de cocinero, pero estamos perdiendo aquellas preciosas tradiciones y costumbres, me refiero al “mercado o plaza de abastos”.

   Cada vez son menos los mercados que se encuentran abiertos en nuestro país, la mayoría están cerrado o quizás…lo hemos cerrado nosotros… la sociedad en la que vivimos, los que quedan abiertos son pocos, cuando viajo por las localidades de mi tierra Extremadura veo que algunas mantienen vivos esos mercados pero a menor escala, ya cuando entras en algunos de ellos no están abiertos ni la mitad de los puestos que había hace 20 años, sobreviven gracias todavía al cariñó y al esfuerzo que le ponen día a día los tenderos del mismo, …antes entrabas y estaba siempre lleno de alegría,… de esos olores a carne fresca, pescado recién traído de las lonjas,…. esos olores a tierra de huerto donde se exponían esas verduras y hortalizas todavía llenas de esa rica tierra donde se criaron, otros haciendo churros, otros con sus dulces caseros hechos en casa, donde la fragancia del azúcar mezclada con la harina te inundaba sólo entrar en el mercado, pero hoy estos mercados se han convertido en pasaje de miles de turistas en las grandes capitales con móvil o cámara en mano para hacer su pequeño reportaje de ese breve paso turístico por esa localidad.

   Se añora ese trato con el tendero, con el producto de cerca, con la materia prima, en la actualidad cada vez más esta sociedad con sólo pulsar una tecla del móvil o el ordenador en breves días te traen a casa cualquier producto de alimentación, se está perdiendo o “algunos” nos están guiando como borregos….el trato de cerca con ese pequeño comercio, con el pequeño artesano, en resumidas cuentas…llegará ese día que yo no lo quiero conocer, donde esas empresas multinacionales nos traigan a casa hasta el mantel para poner la mesa….en fin señores y señoras opinen ustedes, yo en particular seguiré entrando en todos aquellos que queden abiertos y seguiré disfrutando de esos perfumes culinarios, donde consumo esa materia de mi localidad, donde ese efectivo se queda en mi tierra…intentando que esa cadena no se rompa y siga fuerte para nuestras futuras generaciones…carpe diem amigos y amigas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .