Consejos Seguros: La aseguradora del propietario puede reclamar al inquilino si considera que este ha tenido responsabilidad en el siniestro.

La aseguradora del propietario puede reclamar los gastos al inquilino si considera que este ha tenido responsabilidad en el siniestro.

Las causas habituales de los incendios domésticos son accidentes en la cocina, normalmente al quemarse la campana extractora, o causados por estufas u otros aparatos de calor.

Suelen ser más frecuentes de lo que pudiera parecer, que se produzcan, dentro de una vivienda, incendios, que ocasionen más o menos daños, con los problemas y trastornos que ello puede plantear, tanto para las personas que ocupan dicha vivienda, como para sus propietarios.

En la mayoría de los casos, y siempre que se disponga de una póliza de seguros, que este correctamente contratada, los daños provocados por dichos incendios, suelen ser reparados. En pocos días, salvo que se trate de un incendio que haya provocado daños de envergadura, se puede volver a realizar vida normal, corriendo los gastos a cuenta de la entidad aseguradora correspondiente.

Pero cuando se trata de una vivienda alquilada, la situación puede cambiar, pues, aunque el propietario, arrendador, tenga un seguro que cubra los daños producidos por el incendio, que sea quien se ocupe de repararle todos los daños sufridos, es posible que el importe abonado por la aseguradora sea reclamado, con posterioridad, al inquilino de la vivienda. Esta situación se produce cuando se considera al arrendatario responsable del incendio, generando una desagradable situación, que puede repercutir, directamente, en el patrimonio del inquilino, causándole un grave quebranto.

Suelen ser habituales incendios provocados por accidentes en la cocina, normalmente al quemarse la campana extractora, o causados por estufas u otros aparatos de calor, sobre todo en la época invernal, que pueden causar daños a la vivienda, y por tanto al propietario de la misma, que ve como su patrimonio ha sido dañado.

   El Código Civil, en su artículo 1563, dice que el arrendatario es responsable del deterioro, o pérdida, que tuviere la vivienda arrendada, a no ser que pruebe haberse ocasionado sin culpa suya. Además, el articulo siguiente, del Código civil, indica que el arrendatario es responsable del deterioro causado por las personas de su casa, por lo que la personas que figure como arrendatario, es decir la persona que ha firmado el contrato de arrendamiento, adquiere, por ello, una serie de obligaciones, entre las que se encuentra, principalmente, además de abonar la renta establecida, la de mantener la vivienda en el mismo estado en el que le fue entregada, siendo responsable tanto de los daños causados por actos realizados directamente por él, cómo los provocados por actos realizados por el resto de personas que convivan en la vivienda arrendada.

Lo primero, reparar los daños Si el propietario de la vivienda, que ha sufrido el incendio, dispone de un seguro, tal y como hemos comentado antes, lo cual es totalmente recomendable, verá como los daños provocados por el incendio son reparados, y la aseguradora dispondrá de la opción de reclamar, al inquilino de la vivienda, todos los importes que haya tenido que abonar a su asegurado, por el incendio. Opción que tiene su fundamento legal en el artículo 43, de la Ley de Contrato de Seguro, que habilita al asegurador a reclamar frente al responsable de los daños, hasta el límite de la indemnización abonada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .